Restaurantes ecológicos, principales exponentes del ecoturismo

Una de las mejores formas de hacer turismo y conocer una localidad es a través de su gastronomía, disfrutar sus olores, sabores y la diversidad de sus comidas exalta el sentir de una localidad y por ende la de su gente. Existe una gran variedad de restaurantes, desde los grandes restaurantes de comida rápida, pasando por los que se dedican únicamente a la comida de una región en especial, hasta los ecológicos. Estos últimos están en auge desde el 2015, y existen muchísimos alrededor del mundo, donde puedes disfrutar de deliciosos platillos vegetarianos con un delicioso toque de aceite de oliva, una buena copa de vino y un momento ameno solo, con amistades, en pareja o familia. Siempre bajo la energía amigable con el medio ambiente.

Un restaurante ecológico, para poder ser llamado así, debe cumplir unas serie de reglas, que iremos desglosando en las siguientes líneas que aprovecharemos para aprender más a fondo sobre esta nueva manera de hacer turismo.

Huerto Propio

Aunque parezca una tontería, no lo es. Un huerto les proporcionará a los dueños de restaurant, productos de buena calidad. Durante todo el año hortalizas y frutas saldrán de su propia cosecha y esto le dara un plus de frescura a sus platos. Restaurantes como Poste Monderne Brasserie ubicado en la ciudad De Washington, ya cuentan con esta genialidad, además son ellos los que se encargan de los procesos ecológicos de cada una de sus plantaciones. Así que si te encuentras en la tierra de Sam, no puedes dejar de conocer este impresionante lugar. También si te encuentras en la ciudad de Asturias, puedes disfrutar del restaurante Llar De Viri, donde encontrarás un gran huerto ecológico, repleto de fresas, tomates y muchos alimentos más.

Agua Depurada

Uno de los pro de la ecologia es crear conciencia en las comunidades sobre lo malo que es despilfarrar el agua; es por ello que muchos negocios han instalado sistemas que potabilizan el agua. Si estás en la madre patria, España, específicamente en Barcelona, puedes visitar OhBo, donde disfrutaras de agua recién hecha, pues ellos la reutilizan a través de un moderno proceso de depuración. Esto abarata costos en transportes y además evita los residuos.

El aceite no se tira

Si un restaurante ecológico deseas tener, aprovechar todo debes hacer, pero cuando hablamos de todo, es todo. El aceite es una de las cosas a la cual más provecho debe sacarsele. Cuando este ya no sirve para nada, se filtra y se le da otra utilidad. Se ha utilizado para crear biodiesel, jabón, aceite de hornos, de moldes, barnices, pinturas, velas entre otros. En Valecia España, se encuentra Kimpira, un restaurante que destaca por este tipo de prácticas.

Servir Biodegradable

Un zoológico de Mallorca llamado Natura Parc, ha cambiado toda su vajilla por unas hermosas piezas biodegradables, hidrosolubles y compostables, hechos de cáscara de arroz. Así demuestran de manera fehaciente su compromiso con el planeta.

Carne Humanitaria

No todos los restaurantes ecológicos deben ser necesariamente veganos o vegetarianos. Hay muchos que sirven carne, como por ejemplo Mama campo, aquí los productos animales tienen cabida siempre y cuando procedan de granjas humanizadas.