El turismo y su conexión con la ecología

De la misma manera en la que crecen cada día los clientes y fanáticos de las joyas Tous, también podemos ver cómo se van incrementando el número de ecoturistas alrededor del planeta, lo que podría ser una opción que beneficia no sólo a la naturaleza, sino también a las comunidades locales en donde se desarrolla la actividad.

De acuerdo a los cálculos arrojados por la Organización Mundial del Turismo (OMT), para este año se esperaba el desplazamiento de alrededor de mil millones de personas por todo el mundo y ello debido a viajes de placer, en otras palabras, realizando actividades turísticas. Gran parte de dichos turistas están conformados por «ecoturistas», quienes según la Sociedad Internacional de Ecoturismo, de dedican a viajar de manera responsable con un destino hacia áreas naturales, pero a su vez conservan el ambiente y mejoran el bienestar de las comunidades aledañas.

En el año 2002, la Organización de Naciones Unidas se dio a la tarea de denominarlo como el Año Internacional del Ecoturismo, y ello incluía todo tipo de turismo que se encuentra basado en la naturaleza, en donde la principal motivación de los turistas radica en la observación y apreciación de la misma, tomando en consideración el respeto hacia las culturas y las tradiciones que prevalecen en las zonas naturales. De acuerdo a los expertos, estos coinciden en asegurar que el turismo ecológico se trata de un turismo alternativo que puede ser dividido en:

• Ecoturismo.
• Turismo sustentable.
• Turismo ambientalmente amistoso.
• Turismo de la naturaleza.
• Turismo rural.
• Turismo verde.
• Turismo científico.
• Turismo de «cabañas» («cottage»).
• Turismo de vida silvestre.
• Turismo de áreas prístinas («wilderness»).
• Turismo «safari».
• Turismo especializado («designer»).
• Turismo «duro».
• Turismo de riesgo.
• Turismo de aventura.

Las cifras del turismo ecológico

No se cuenta con una cifra fidedigna en lo que respecta a esta actividad a nivel mundial, pero se estima que el mismo representa entre entre 10% y el 15%, aunque se debe a que también se han hecho algunas predicciones más optimistas en donde se llega a afirmar que es de un 30%. En los Estados Unidos de América algunos estudios se han encargado de revelar que al menos 30 millones de norteamericanos están afiliados a alguna organización ambiental o también tienen algún interés en lo que respecta a la protección ambiental, indicando que ello puede repercutir en la planificación de giras hacia otros países que tengan atractivos naturales muy distintos a los que se podrían encontrar dentro de su país de origen.

Del mismo modo, y con respecto a la situación europea, se llegó a la conclusión luego de realizada la feria española de turismo FITUR de 1999, que «el medio ambiente es la principal motivación turística para más de 20 millones de europeos». En la misma se consideró que «las empresas medianas y pequeñas ayudan a preservar la autenticidad y a evitar la masificación». Aunque los intereses son diversos, las actividades más populares son recorrer áreas prístinas y observar la naturaleza, las aves y otros animales, fotografiar la naturaleza, escalar, o visitar cuando hay buen acceso, zonas montañosas, que incluyen volcanes relativamente inactivos, recorridos en los ríos con balsas/kayak, explorar arrecifes coralinos, entre otras modalidades con toda clase de combinaciones, entre muchas más.